¿CUALES SON LOS ACTIVOS EN LOS CONVIENE INVERTIR CUANDO EL PRECIO DEL DÓLAR ESTÁ PLANCHADO?

por Gabriel Holand

Los inversores y ahorristas se encuentran muy entusiasmados con los rendimientos que obtienen operando a tasa de interés en pesos que, a corto plazo, demuestran ser la mejor opción de mercado.

Pero, y atento al temor existente por la inestabilidad de algunas variables, mientras se disfrutan las ganancias también muchos se preguntan hasta cuándo durará el escenario de apostar a la bicicleta de 38% en pesos con el dólar planchado. O, en otras palabras, como aprovechar oportunidades o disminuir el riego de pérdidas si el billete verde se disparara, algo que, según el consenso, tendría baja probabilidad de que ocurra en el corto plazo.

Y para responder a estos enigmas convendría tener en claro dos puntos claves.

Primero, el tipo de interés alto en moneda local -que le resta demanda al billete- se mantendrá hasta que surjan señales que la inflación cede en forma importante.

Y ello difícilmente ocurrirá por lo menos hasta mediados del mes de mayo porque el mes de abril viene con aumentos de precios altos y mayo, aunque resulte menor, viene con arrastre.

Por otro lado, si se efectiviza el acuerdo con los holdouts y comienzan a entrar capitales al mercado local los bonos dolarizados subirán de precio por mayor demanda y, por lo tanto, el rendimiento que ofrezcan empezará a disminuir.

Por todo lo expuesto hasta aquí hoy, con mayor fuerza, resulta útil mantener la cartera diversificada.

Entonces para las alternativas en pesos a corto plazo sirven las letras del Banco Central (Lebac). Sin embargo pensando en un horizonte más distante, y en la misma moneda, vale mirar los Bocon 2024 (PR13) que ajustan por CER y cuyo precio fue castigado últimamente ante el cambio de índice de referencia, por lo cual se encuentra casi 10% por debajo de lo que cotizaba apenas un mes atrás.

Y la apuesta en este caso es que el reemplazo efectuado de la medición inflacionaria de CABA por la de San Luis, que causó el bajón en su precio, no será eterna o, al menos, que la diferencia entre ambos indicadores resulte poco significativa y por tanto se produzca la revalorización del activo.

Por otro lado, las alternativas de inversión dolarizadas muestran a los bonos dollar-linked muy atractivos ya que prometen rendimientos cercanos al 10% y, además, además ajustan por la variación del tipo de cambio lo cual pone el capital a resguardo de cualquier cimbronazo hoy inesperado.

También, si disminuyera el riesgo país, el potencial de revalorización de estos activos se tornaría aún más atractivo mirando a 9 o 12 meses vista, tiempo de espera necesario para dar lugar al proceso de suba de precios y baja de tasas de interés.

Luego los bonos más largos y bajo legislación extranjera también aumentan su atractivo, tal es el caso del Discount que vence en el año 2033 o el Par al 2038.

Asimismo, para aquellos más ansiosos que quieran ver más cercana la fecha de repago del capital invertido, parece atractivo el Bonar X que vence en el año 2017.

Finalmente vale recordar que la esperada suba de precios de los activos de renta fija, por disminución en el riesgo país, favorecerá más a aquellos con vencimiento a más largo plazo frente a los más próximos.

Es así que existen varias alternativas de inversión, como también distintas incertidumbres. Claro que la mezcla de esos dos condimentos representa, hasta ahora, la única alquimia que permite tener chance de ganar más en el mercado financiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s