ADVIERTEN QUE EN OCASIONES COMO LA ACTUAL, LA VOLUNTAD DE PAGO NO ALCANZA PARA EVITAR UN HIPOTÉTICO DEFAULT

En los últimos días se sucedieron una serie de hechos que encendieron luces de alarma en los mercados. Sobre el particular, Gabriel Holand responde algunas de las preguntas más frecuentes que se hacen los inversores.

¿Nuevo riesgo de default? Parece que aunque Argentina pagó puntualmente los recientes vencimientos de bonos gubernamentales los tenedores de deuda soberana de nuestro país podrían enfrentar nuevas coyunturas azarosas.

¿Porque? Debido al fallo de un tribunal de apelación estadounidense el cuál rechazó el recurso que presentó Argentina para frenar una decisión del juez Thomas Giesa que exige el pago de su deuda en default.

Por lo tanto las declaraciones acerca que existen voluntad política y dólares suficientes para pagar los futuros vencimientos de deuda ayudan a calmar las aguas pero, hasta ahora, resultan insuficientes según muestran las caídas de las cotizaciones en los bonos argentinos en los mercados durante los últimos días.

¿Cuál es el problema práctico? Cabría la posibilidad según algunos analistas que la justicia de EE.UU. disponga retener parte de los próximos pagos de deuda que haga el país a los tenedores de bonos que se encuentran en situación normal para abonar parte de los montos que reclaman los fondos buitres que detentan títulos en default.

Por lo tanto, y en el hipotético caso que el conflicto quede irresuelto, quienes tendrían que cobrar la renta de los Bonar X el 17 de abril de 2013 podrían recibir menor cantidad de dinero que el que correspondiente según el valor de sus bonos en cartera.

Dicho de otra forma, y según una interpretación posible relativa al fallo judicial, del total del dinero que Argentina giraría al mercado de Nueva York para cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones corrientes se detraería una parte para pagar la deuda que reclaman los fondos buitres.

Por ello una porción de la deuda corriente, en el ejemplo los intereses de los Bonar X, quedaría impaga y ello ocasionaría un nuevo default. Mientras tanto los Credit Default Swap, que miden el riesgo de incumplimiento crediticio, superaron ya los 1700 puntos como reflejo de la incertidumbre existente.

La paradoja. Y la realidad es que existe bastante confusión sobre el tema, tanto acerca de sus alcances como así también para determinar cuáles serían los caminos para resolverlo. Sin embargo algo queda claro: Argentina quiere y puede pagar pero la voluntad de cumplir tanto como el dinero podrían resultar, por si solos, insuficientes. Por tanto habrá que agregar alguna nueva ingeniería legal que permita evitar un nuevo, y hoy remoto, default.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s