EL YUAN, UNA MONEDA QUE PRONTO ESTARÁ EN LAS BILLETERAS DE TODO EL MUNDO, COMO EL DÓLAR O EL EURO

En el mundo de la economía global se denomina “canasta de monedas” al conjunto de divisas “testigo” contra las cuales se mide el valor de los signos monetarios de otros países para saber si estas últimas están caras o baratas en relación con los grandes jugadores industrializados. En otras palabras, mide lo mismo que un índice Big Mac pero con mayor sofisticación.

Y hasta ahora dicha canasta está formada por el euro tanto como el dólar de los EE.UU. más el yen y la libra esterlina. En síntesis, éstas son las que comandan la economía del planeta. ¿Pero entonces cuál falta invitar al convite? Naturalmente la perteneciente a China.

Sin embargo, parece que el  yuan se incorporará a partir del año 2016 a este selecto club. Y para ello ya cuenta con el visto bueno del Fondo Monetario Internacional, quien la incluiría en su canasta de monedas (DEG, derechos especiales de giro), que a su vez puede ser contabilizada por los bancos centrales como reserva.

¿Tiene importancia este suceso en nuestro continente? Mucha.

Baste pensar que buena parte de las reservas de nuestro Banco Central se forman por un acuerdo de intercambio en yuanes con los chinos. Y si hoy el país deseara convertir dichos billetes a dólares de los EE.UU. para pagar importaciones o deuda, debería cambiarlos a un costo aproximado del 7% por dicha operación.

Asimismo, y en este camino, el peso relativo de la moneda china ganará cada vez más espacio en el comercio y las finanzas globales a expensas de los grandes jugadores actuales. Por cierto que es una buena noticia porque esta competencia trae oportunidades si se aprovechan y negocian con inteligencia evitando salir del abrazo de un abrazo del oso para caer en el de otro.

Bueno para la política, ¿pero también para la economía?

Mi pregunta es si acaso las potencias occidentales están subiendo apuradas al ringside a un peso gallo para que pelee con cuatro pesos pesados y en todo caso a cambio de que porque, seguro, nadie está hablando de novatos en estas lides.

Creo que la pregunta es oportuna y comento el porqué de la misma. Desde siempre los signos monetarios elegidos como referencia económica global se caracterizan por dos atributos: deben pertenecer a una nación líder en exportaciones y, fundamental, deben tener libre circulación y resultar utilizables por cualquier persona en toda región del planeta.

En relación con ser una potencia que vende sus productos al mundo, está claro que el tigre alcanza largamente el objetivo.

Sin embargo, el requisito de que todo individuo o empresa tenga libre acceso al yuan y pueda llevarlo en su billetera tanto como cambiarlo por otra divisa  en cualquier aeropuerto, banco o casa de cambios lo cual, hasta ahora está pendiente de cumplir.

Y ello se debe a que desde siempre Pekín impidió la libre circulación/convertibilidad de su moneda como una forma de evitar que los capitales especulativos globales pudieran hacer un vaciamiento o “corrida” contra ella. Y como ejemplo de esta última situación veamos el caso de Brasil, que devaluó el real casi 50% durante el último tiempo para tuvo que enfrentar el ataque contra su moneda y las importantes debilidades de su economía doméstica.

Ahora bien, volviendo a la realidad china, vale acotar que su signo monetario está relativamente fuera de las grandes ligas, porque la mayoría de los bancos centrales ya la atesoran como moneda de reserva y disminuyen sus tenencias de dólares, oro, etc.

Y, para reforzar lo anterior, Pekín –con la ayuda de Inglaterra– alista una plataforma internacional encargada de las futuras transacciones de compra y venta de todos aquellos instrumentos financieros que lance al mercado global.

Por cierto que estas iniciativas están respaldadas por el Fondo Monetario Internacional, quien aspira incorporar al yuan en los DEG (derechos especiales de giro)..

Y, por qué no, probablemente pronto el rublo ruso tanto como el dólar canadiense o la rupia india quieran también ser tomados en cuenta como referentes globales lográndose de esa manera  que, a mediano plazo, la oferta de dinero global contenga mayor cantidad de signos monetarios que actualmente.

Y mientras ello suceda vale recordar que la divisa de China, socio estratégico de distintos países de nuestro continente, comenzará a circular globalmente como hoy lo hacen el dólar o la moneda euro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s