LOS INVERSORES GLOBALES NO CREEN EN LAS PROMESAS DEL BANCO CENTRAL DE EE.UU.

por Gabriel Holand

En los últimos días el mensaje del Banco Central de Estados Unidos refiere un doble mensaje. Por un lado sostiene que las bajas tasas de interés, cercanas a cero, se mantendrán por un “considerable” tiempo más. Pero, por otro lado afirma que esa postura cambiará tan pronto como perciba que la evolución de la economía americana “exceda las expectativas”. Mientras tanto, y aún en la dicotomía del mensaje, los inversores globales descreen de esa última amenaza y continúan sus apuestas a las acciones con toda energía.

Y prueba de ello es que el índice accionario S&P, que representa las cotizaciones de las 500 mayores empresas de Estados Unidos, trepa casi hasta los 2.000 puntos por primera vez en su historia. Por los tanto durante los últimos días algunos analistas, por enésima vez y tal vez inspirados en las advertencias de Janet Yellen, recuerdan los inminentes riesgos de explosión en la burbuja accionaria.

Sin embargo parece existir una razón para que lo precios continúen en alza: el crecimiento económico de la primera potencia mundial. Y se podrá discutir si el mismo es sustentable e incluso genuino pero, hoy por hoy, el aumento en la actividad existe y en ello se apoyan los mercados para continuar la fi esta.

Vale acotar que Estados Undios cuenta con un organismo oficial – Chicago Fed National activity Index- que informa el nivel de crecimiento económico en forma periódica. Y su último dato indica que la economía americana cree a ritmo de 0,25% mensual, lo cual es más alto de lo que se espera, según muestra el gráfi co.

Adicionalmente a lo anterior el mercado inmobiliario americano crece también a ritmo mayor al que se espera porque se construyen 12,3% más de metros cuadrados que hace un año atrás.

Y ese dato es importante si se recuerda la importante contracción de esta industria desde la crisis de Lehman Brothers en el año 2008.

Por todo lo expuesto causa poca sorpresa que el valor que tienen las acciones continúe hacia arriba.

Además el mercado “compra” con el rumor y con la noticia, así que ya descuenta en sus precios algún futuro (¿cuándo?) aumento en los tipos de interés.

Claro que, también esto es cierto, una parte del crecimiento en los valores también es fruto de la política de expansión monetaria y de la “exuberancia irracional de los mercados”.

Y aunque nadie descarta alguna corrección menor en las cotizaciones, si se consideran las buenas noticias de la macroeconomía y la baja volatilidad de los mercados actualmente, ningún dato indica que haya que preocuparse muy seriamente.

Publicado en DiarioBae.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s