LAS OPORTUNIDADES QUE SE ABREN EN BONOS Y ACCIONES

por Gabriel Holand

Al igual que el jugador iraní que se comió el amague de Lío y la fue a buscar al fondo del arco, muchos inversores nos dejamos ganar por el miedo o la codicia y compramos/vendemos justo en los momentos en que quizás conviene esperar y ver qué pasa. Y para tratar de evitarlo tal vez resulte positivo refrescar algunas ideas ahora que, parece, tenemos unas horas de buen viento bursátil.

Porque si bien la negociación por el pago de la deuda a los bonistas en Nueva York parece ir viento en popa cabe recordar que por ahora las cosas siguen verdes, aunque menos que cuando la Corte Suprema de EE.UU. rehusó tomar el caso.

Y ello aunque algunos analistas, que también apostaron equivocadamente a una salida favorable en ese tribunal una semana atrás ahora sacan cuentas de cuantas ganancias se obtendría en los mercados con el “casi seguro” arreglo del conflicto.

Por tanto conviene evocar el pasado inmediato y guardar cautela, sobre todo si se va a apostar dinero en la partida. Y también que, aún ante un deseable y necesario acuerdo con los holdouts, nada indica que los dólares entren a borbotones al país, aunque ciertamente existiría un importante escollo menos a sortear.

Por ello la conclusión es que la volatilidad parece querer estar presente en el mercado por algún tiempo más. Y por todo lo anteriormente expuesto bien podríamos estar frente a una oportunidad de apostar a riesgo o, contrariamente, buscar refugio.

Para aquellos que desean comprar acciones vale recordar que, en momentos de alta volatilidad conviene comprar papeles de valor, es decir de empresas con buen potencial de ingresos en sus negocios habituales y que, sin embargo, debido al mal momento de mercado presentan un precio bajo en sus cotizaciones

Entre ellos insistimos con YPF. Pero con algunas consideraciones. Quienes tengan el papel en cartera e hicieron diferencia que consideren interesante, vale considerar una toma de ganancias. Y ello para especular con que arrugue el precio un poco ante algún traspié menor con los buitres y recomprar más barato. (Y ese criterio vale aún más para los papeles de Bancos)

Porque siempre es bueno poner las ganancias en el bolso y pedir cartas nuevamente. Total de últimas se compra el papel un poco más arriba, pero con las ganancias en casita.

Otro stock a tener en cuenta es Tenaris, que baja 13% en lo que va del año y es una empresa multinacional vinculada a la industria petrolera y con plantas y negocios diseminados por todo el mundo. Por tanto su evolución, a diferenciad e YPF, se encuentra mucho menos vinculada a los vaivenes locales.

En cuanto a los boneros más avezados el Discount u$s y el Par representan claras oportunidades a mediano plazo y si se piensa en un final negociado satisfactoriamente con los buitres.

En el mismo sentido, pero con más adrenalina, se puede considerar el Bono en dólares de la provincia de Buenos Aires con vencimiento 2035 que cotiza a una paridad de 55,38%.

Y aquí cabe hacerse la pregunta ¿podrá bajar mucho más aún en un hipotético default?

En cuanto a algunos refugios

Para aquellos que piensen aquí la actual calma con los holdouts solo es un recreo antes de la próxima tempestad conviene tener un primer punto claro ante semejante escenario: nada de pesos y todo a dólares porque ante un nuevo momento crítico habrá presión sobre el billete al alza.

Y ello aun sin escenarios catástrofe que, por otra parte, nadie prevé.
Quienes sigan esa línea tienen la opción de los fondos dólar link que se suscriben en pesos y se cobran en la misma moneda pero cuyo capital se ajusta por dólar oficial el cual, probablemente, tendrá un alza más importante hasta fin del corriente año, salgan bien o mal las negociaciones.

Una segunda alternativa para muchos la constituye el título público Boden XV cuyos intereses y capital al vencimiento se abonan en dólares billetes a la cotización oficial en la casa de Bolsa o Banco en la cual el beneficiario tenga sus tenencias. Y tanto en los fondos dólar link como los Boden XV se pueden invertir desde mil pesos.

Por último para los más recelosos siempre queda la opción del dólar billete. Pero atención porque un acuerdo con los buitres podría implicar una baja del mercado de los valores de la divisa americana tomando como referencia el contado con liqui y también achicar la brecha oficial/paralelo que alcanza al 43%.

Publicado en  DiarioBAE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s