EL DÓLAR Y EL YUAN SE FORTALECEN

China cambia el modelo monetario global
En medio de la guerra que sostienen las naciones más poderosas por posicionar sus monedas dos focos claves resultan de importancia para el inversor global:
• El dólar fortalecerá su valor frente a las demás divisas globales.
• La moneda China que ya tiene presencia en el comercio y las finanzas globales, va camino a vigorizar ese atributo.
• Luego invertir en Yuanes es una posibilidad de aquí a poco en forma masiva y el dólar de EEUU promete ganarle precio a las monedas emergentes.

¿Por qué?
A diferencia de aquello que sucede durante las últimas décadas EEUU se encamina a recuperar su saldo positivo en la balanza comercial. Y ello significa, en otras palabras, vender más productos de propia manufactura (mayores exportaciones) y a realizar menores compras en el exterior (menores importaciones).
Por tanto vamos a ver menos dólares circulantes en el mundo disponibles para utilizarse en las transacciones del comercio internacional ya que el país del norte espera recibir más divisas propias por sus mayores ventas que aquellas que debe entregar por sus compras a proveedores del exterior.
Y, hoy día, todavía un dólar fuerte resulta beneficioso también para el mundo asiático que utiliza esa divisa. Por ejemplo cuando China le vende a Indonesia lo hace mayormente en moneda norteamericana al igual que cuando Japón comercia con Taiwán.
Por todo lo expuesto entonces se puede ver que una realidad, distinta a los últimos años se avecina. Ya que el horizonte de EEUU es vender más de lo que compra. Y a ello se suma la revolución que implica el autoabastecimiento de energía que anuncia para el año 2018/2020 con el consecuente renacimiento de la industria local americana.
Por tanto con plantas industriales repatriadas y costos menores de energía estará en condiciones de vender productos -a diferencia del momento actual- con precios muy competitivos.
Entonces, ante la posible menor disponibilidad de dólares en el mundo ¿Qué alternativas tienen los países emergentes para mantener sus niveles de comercio internacional actuales? En el caso de Asia la respuesta concreta, y en curso, es fortalecer la presencia en los acuerdos comerciales nominados en la moneda china- el yuan-.
Y he aquí una de las razones por las cuales dicha divisa gana mayor presencia en los mercados globales.
Porque en los pasados dos o tres años Beijing se propuso instaurar su divisa como moneda de cambio, pero ese deseo ya es realidad. Dicho de otra manera antes del año 2010 China exporto casi todas sus mercaderías en dólares- y de allí los casi 3 trillones de esa moneda que invierte en bonos de Tesoro de EEUU-.Pero durante los últimos 36 meses el 18% de la producción se vende al exterior en la moneda local yuan o rennminbi como puede verse en el gráfico.
¿Y cómo logra Beijing tan voluminoso cambio en tan poco tiempo?
Entre otras razones, tal vez la más poderosa, debido a que China logra de a poco volverse un operador confiable para los mercados bursátiles y de divisas globales.
Para ello usa a Hong Kong en una especie de “alianza estratégica” con esta-su “región administrada”-en la que parece existir un pacto tal que el ex territorio inglés se abstiene de exportar sus negocios y “glamur” occidentales a la China Continental mientras que esta última evita inmiscuirse en la actividad del centro financiero que hoy le sirve como plataforma para globalizar su divisa y operatoria financiera.
Más aún. Ya existe firme intención del gobierno chino para desarrollar la Zona Franca de Comercio (Free Trade Zone-FTZ) en Shanghái, la cual apunta a convertirse en una zona libre de impuestos en al cual el yuan se espera sea convertible a cualquier otro tipo de moneda sin que el gobierno central de Beijing pueda inmiscuirse en el funcionamiento legal de ese territorio que, aunque geográficamente dentro de China, parece afianzarse como una plaza comercial y financiera de alcance mundial separado de hecho del poder central.
Claro está que con los atributos sumados de Hong Kong y Singapur la potencia financiera y comercial de los chinos crece exponencialmente a mediano plazo.
Así que, tal como se trata de demostrar en esta columna, existen buenas razones para considerar tanto la fortaleza del dólar como la internacionalización de la moneda china sin que ello resulte, por ahora, una cuestión profundamente contradictoria entre las potencias que acuñan dichos signos monetarios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s